¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres y tu tiempo se acabó!

¡Ya le diste uno, ya le diste dos, ya le diste tres y tu tiempo se acabó!

¡Amigos! Llego el mes para celebrar y reventar piñatas. Las piñatas surgieron en China, como una costumbre de Año Nuevo, y gracias a los españoles llegó a México, donde la usamos como tradición para las celebraciones católicas de navidad. Pero, también existe una versión que señala que la tradición de romper la piñata es solo una adaptación de un juego que los antiguos mayas practicaban, este juego consistía en intentar romper una olla de barro llena de chocolate que permanecía suspendida de una cuerda, debió ser padrísimo ese juego!

Checa esto:

La piñata clásica con forma de estrella de 7 picos simboliza los siete pecados capitales, por lo que al romperla se acaba con estos males.

Vendarse los ojos al momento de pegarle a la piñata, es la prueba de fe que el ser humano tiene para acabar con las cosas malas del mundo.

El Oropel y los colores, las vanidades del mundo.

Y los dulces y las frutas que caen representan las bendiciones que la humanidad recibe por sus buenas acciones.

En la antigüedad las piñatas estaban llenas de frutas como caña, limas, naranjas, mandarinas, una tradición conocida como “colación”

Si quieres hacer tu propia piñata, estos son los materiales que vas a usar: Pincel Grueso, Globo, Hojas de periódico, Cola vinílica, Papel celofán, Tijera, Engrudo (combina agua y harina), Cinta adhesiva y Cuerda. Checa este video que te enseñan cómo hacerla paso a paso.