Vive toda la magia en un sólo lugar, Festival Internacional Cervantino 2019

Vive toda la magia en un sólo lugar, Festival Internacional Cervantino 2019

Guanajuato, la cuna de grandes artistas y tradiciones inigualables.

Hoy quiero hablarles de una de las mejores y enriquecedoras experiencias que me ha tocado vivir, quiero compartir con ustedes la vivencia más colorida y llena de cultura que se pueden imaginar, los invito a leer cada una de estas líneas y descubrir la magia que hay detrás de la cultura en toda América latina y el mundo, el Festival Internacional Cervantino 2019.

Tuve la dicha de poder hacer acto de presencia en el festival y darle la cobertura periodística necesaria, por momentos llegué a pensar que esta celebración tenía como finalidad promover el arte, pero me equivoqué; El Festival Internacional Cervantino es más que arte, es la representación pura de la cultura, el amor a las raíces y el orgullo de ser Mexicano.

Pero antes de empezar a hablar de la majestuosidad del arte que se vive en El Cervantino, empecemos por mencionar gran parte de las maravillas que alberga el lugar donde se pueden hacer posibles los sueños del arte y la fantasía, Guanajuato.

Tierra de gracia, de color, de brillo y tradición, Guanajuato no solo es Patrimonio Cultural de la Humanidad, es el lugar donde los problemas terminan en el arte de cada escultura, de cada arquitectura y de cada historia que habita.

Desde kilométricos túneles de piedra antigua que rodea este enigmático pueblo hasta sus extensas acuarelas de colores que se centran en pequeñas casas en contraste, montañas verdes, un clima variable y acogedor, una gastronomía viciosa y selectiva y su gente amable, receptiva y espiritual.

Desde muy temprano en el marco de esta festividad se puede escuchar desde una distancia el imaginativo sonido de la flauta, la sensual melodía del saxofón, el caribeño son del tambor y la alegría de las panderetas.

Es una fiesta en honor al arte y a sus artistas, una fiesta que te permite ver más allá de un cuadro o de una escultura de piedra. El Festival Internacional Cervantino es sin duda el paraíso lleno de matices que engalana México, llenando de orgullo sus más sagradas raíces, culturas y tradiciones.

Mi primera visita fue en el Museo Palacio de los Poderes,  una monumental arquitectura que te transporta a sitios inigualables, cada ladrillo allí puesto tiene un gran valor cultural para sus habitantes.

En el palacio pudimos apreciar la exposición artística de la afamada fotógrafa Mexicana que ha sido acreedora de innumerables premios por sus piezas a nivel nacional e internacional, Graciela Iturbide.

La exposición lleva el título (Cuando Habla la Luz), en honor a la cultura mexicana, a sus costumbres, a su raza y a las  imponentes riquezas naturales que alberga el país.

Gabriel Morales /Archivo FIC 2019

Precisamente este primer día de visita al Festival Internacional Cervantino 2019 pude percibir la gran importancia que tiene México en el mundo, este festival reúne a excelentes talentos de todas partes y les permite mostrar su arte, sin ninguna censura y envolver a la multitud en un universo de acuarelas y ritmos.

Al llegar la noche todos los visitantes adornaban aún más las delineadas calles de Guanajuato, cada uno de ellos preparados para asistir a todos los puntos de encuentros en los que diferentes artistas presentarían su más preciado arte.

Para mí, esto fue uno de los detalles más llamativos en mi estadía, ciertamente hay eventos muy bien elaborados dentro del festival, pero más allá, en las calles; se concentran cantidades exorbitantes de personas en plazas, esquinas, callejones y establecimientos para disfrutar de presentaciones auténticas y llenas de creatividad.

La apertura del evento estuvo a cargo de la agrupación Canadiense  A Tribe Called Red con Lido Pimienta, ellos presentaron una atractiva combinación de música electrónica y pinceladas de música urbana caribeña.

Las palabras que quedaron perfectamente marcadas en mi memoria ese primer día de visita fueron YO SOY HUMANO, SOY INMIGRANTE y SOMOS MEXICANOS ORGULLOSOS.

En el segundo día de evento y cobertura fuimos todos testigos de la proyección de la película Mexicana DESIERTO de Jonás Cuarón , una pieza cinematográfica con un mensaje claro y controversial, la migración y la odisea que atraviesan los Mexicanos para poder cruzar la frontera que los lleve a los Estados Unidos. Este evento se llevó a cabo en la prestigiosa Universidad de Guanajuato, una de las mejores del país.

Al caer la noche, el viento empoderado y refrescante de Guanajuato se hizo notar, las personas estaban aún más animadas y deseosas de arte y recreación, esperaban ansiosamente la presentación de Los Pericos, una de las bandas de Reggae más importante de Argentina y latino América.

A las 8:00 PM se subió el telón del gran escenario del Festival Internacional Cervantino 2019 y la banda llenó de furor a todos sus presentes, disfrutaban la enérgica presentación que sin duda desbordó las calles que rodeaban el lugar.

Tercer día de eventos, en esta ocasión la cita fue en el impresionante templo de San Cayetano en Valenciana, allí se llevó a cabo el esperado concierto del Maurice Steger, flautista y director de orquesta Suizo , principalmente en música barroca.

Hablar de esta presentación es trasladarse a un mundo irreal, se le erizó la piel a más de uno al estar tan cerca de un artista de alto calibre, la melodía que se desprendía de su flauta podía fácilmente pasearte por tu infancia y llevarte al lugar donde estarás cuando ya no estés en este plano terrenal.

El cuarto día de evento estuvo cargado de muchas emociones y presentaciones extraordinarias, un momento del cual no todos tienen la dicha de vivir.

Este día fue protagonizado por Huang Yi Studio, majestuoso artista y creador de KUKA, un robot creado por él mismo, creado a su imagen y semejanza, Huang describe su gran invento como la representación de su infancia, rodeada de soledad y autorrealización.

Para muchos podría ser una pieza electrónica y llena de mucha tecnología, ciertamente lo es, pero va más allá, es la conmovedora ilustración del sentimiento y la carencia.

Claudia Reyes Ruiz /Archivo FIC 2019

Ese mismo día se llevó a cabo la pieza teatral Royal Winnipeg Ballet en el Auditorio del Estado de Guanajuato, esta fue una de las obras más impactantes y con alto drama, un relato que se vivió en la realidad de varias escuelas de Canadá, donde niños indígenas eran maltratados y abusados.

En el concierto de la noche el país invitado Canadá se hizo presente con la famosa Orquesta sinfónica de Montreal, quienes llenaron de elegancia y distinción a una audiencia selecta.

Claudia Reyes Ruiz /Archivo FIC 2019

Para cerrar con broche de oro en esta pequeña estadía que tuve en Guanajuato y en el Festival Internacional Cervantino el quinto día del evento estuvo bajo las presentaciones de dos grandes mujeres, dos artistas que le dieron sabor, color y ritmo a su presentación.

De México la soprano y actriz Regina Orozco y de Cuba La novia del feeling, la gran Omara Portuondo, ambas presentaron una mezcla cultural que puso a todo el público presente a llorar y bailar.

A sus 88 años Omara fue el centro de admiración de los presentes, quienes con respeto no dudaron en aplaudir de pie cada una de sus canciones.

Leopoldo Smith Murillo /Archivo FIC 2019

Así fue culminando una gran noche, una de tantas llenas de brillo y talento, de orgullo y arte, de tradición y excelencia.

El Festival Internacional Cervantino siempre será ese encuentro perfecto en el lugar perfecto que reviva las destrezas y talentos de grandes exponentes.

Una celebración única en su estilo que posiciona a México como uno de los mayores países que mantiene lleno de oxigeno culturas imborrables.