Las Posadas Navideñas, Una Tradición Mexicana para celebrar las Navidades.

Las Posadas Navideñas, Una Tradición Mexicana para celebrar las Navidades.

Las fiestas navideñas se festejan de distintas y varias maneras alrededor del mundo conforme las costumbres del lugar. Tenemos una preconcepción de la navidad típica a celebrar del arbolito, Jesucristo, santa y sus regalos y lo que se difundió gracias a las conquistas europeas y cristianas del siglo XVI. La realidad es que el impacto de la celebración navideña ha abarcado ya todo el mundo hasta el punto en donde muchos gobiernos nacionales y culturas en todo el mundo, incluso en áreas donde el cristianismo es una religión minoritaria se han adoptado estas costumbres.

Aquí en México sobran las costumbres a celebrar gracias a sus diversas tribus precolombinas. Al acercarse el invierno los antiguos aztecas celebraban la llegada de Huitzilopochtli (Dios guerrero) durante el mes de panquetzaliztli o mejor dicho del 6 al 26 de diciembre. Practicaban una tradición en donde colocaban banderas sobre árboles dentro del templo principal proclamado como el “levantamiento de banderas”. Durante el solsticio de invierno (24 por la noche y el 25 todo el día) festejaban las personas del pueblo reuniéndose en los patios ofreciendo comida y estatuas pequeñas de pasta llamadas “tzoatl” a los invitados.

Las posadas navideñas como hoy en día las conocemos se podría decir que surgieron a partir de la llegada de los españoles. Religiosos de ultramar llegaron implementando sus prácticas, imponiendo iglesias y evangelizando a los nativos a nombre de Jesucristo, reemplazando la tradición azteca con la de la preparación de la navidad cristiana; donde practicaban festejos conocidos como misas de aguinaldo donde igual se presentaban con ofrendas y regalos unos a otros.

Poco a poco la congregación católica en México, fue añadiendo más doctrinas a estas celebraciones navideñas, hasta lo que hoy en día conocemos como las posadas. Las posadas por costumbre se celebran por nueve días antes del 25 de diciembre donde cada de estos nueve días tiene un significado distinto.  Los nueve días representando el recorrido de María y José de Nazaret a Belén hasta el nacimiento de Jesucristo el 25 de diciembre.

En las posadas se involucran todos los vecinos y miembros de la familia para realizar este festejo, donde en ciertas partes cada vecino o miembros de familia se encargaban de hacer una posada de los nueve días. Las típicas cosas que podrás encontrar dentro de una posada son el nacimiento, farolitos, adornos de papel, cohetes, luces de bengala, velas, piñatas, música y por supuesto, comida y bebida ya que no podemos hablar de posadas sin hablar de la comida. Los elementos culinarios más destacados siendo la barbacoa, los tamales, el pozole y para saciar la sed que no falte el ponche.

Un aspecto clave y tradicional que sale en mente cuando pensamos en las posadas son definitivamente las piñatas un símbolo ícono de esta celebración. Pero las piñatas no serían tan veneradas sin los regalitos que están por dentro como los son Jícamas, colación, paletas, globos, manzanitas, pirinolas, cañas, monedas de chocolate, carritos, silbatos, cocadas, pelotas, chupones de caramelo, yoyos, naranjas, dulces, muñecos, chicles, galletas y cacahuates, entre muchas más posibilidades.

Hoy en día las posadas en sí son cualquier fiesta o celebración que se haga antes de la celebración navideña, pueden ser convivios pequeños de amigos y familia o también pueden llegar en grandes festejos por parte de la vecindad lo que si no habrá será una falta de aburrimiento.

Comparte esta información con tus amigos y familiares para que sigan las tradiciones mexicanas.